Los riesgos de no gestionar un despido

En las pequeñas y medianas empresas, la gestión de los empleados es vital ya que suponen, en términos generales, un porcentaje elevado de los gastos fijos de la empresa. España es una economía muy regulada en el ámbito laboral, y existe una gran protección hacia el trabajador, especialmente a la hora del despido. Despedir a un empleado en España tiene uno de los costes más altos de toda la Unión Europea, solo por detrás de Grecia en los últimos años, antes de emprender las reformas. Aunque este sistema tiene sus ventajas y sus desventajas para el trabajador, hoy hablaremos desde el punto de vista de la empresa.

Las empresas pueden necesitar despedir a sus trabajadores por motivos diferentes: Cambio en el rumbo estratégico de la empresa, pérdida de relevancia de un puesto de trabajo, falta de ingresos o pérdidas continuadas, ineficacia de un trabajador… Muchas veces surgen dudas sobre el tipo de despido: Cuándo es improcedente y cuando no, la cuantía que se deberá abonar en caso de despido, los problemas legales que pueden surgir a razón de un despido… En este despacho de abogados de Madrid explican detalladamente todos los procesos relacionados con el derecho laboral.

No gestionar correctamente un despido puede resultar en costes exagerados para la empresa. Existen casos de dueños de pequeñas empresas que despiden trabajadores con mucha antigüedad de forma incorrecta, y cuando se determina que el despido es improcedente, se genera un auténtico problema de generación de flujo de caja y se puede llegar a situaciones extremas como el concurso de acreedores o con titulares de noticia casi esperpénticos: “Empresario de Madrid pide hipoteca para pagar un despido”. Aunque normalmente no se den situaciones tan complicadas, una mala gestión del despido puede generar sobrecostes que perjudiquen los beneficios anuales de la empresa. Este problema lo tienen tanto las grandes empresas del IBEX como la pequeña peluquería de tu barrio.

Para solucionar este problema y otros que suelen surgir con los empleados (además del despido y la contratación, que son dos puntos de fricción habituales, existen miles de problemas que pueden surgir: seguridad en el trabajo, reclamación de derechos, subvenciones, EREs, permisos, conflictos, incapacidades…) las empresas suelen contratar cobertura legal. Como es lógico, las grandes y medianas empresas tienen una cobertura mayor y cuentan a menudo con servicios de abogados muy especializados o con su propio departamento legal en la empresa. Sin embargo, las PYMES pueden protegerse también. Si se cuenta con un solo empleado basta con estar informado, y si se cuenta con pocos empleados lo habitual suele ser acudir a un abogado laboral cuando se va a producir el despido, y contar con un asesoramiento puntual (en las grandes empresas el asesoramiento suele ser continuado, y las empresas pagan cuotas mensuales a despachos para obtener cobertura en varias ramas de la ley (mercantil, laboral, penal, inmobiliario…). Pero nunca debe forzarse un despido sin información previa de los problemas que pueden acarrearle a la empresa, aunque el empleado se haya ganado a priori su despido y todo indique hacia un despido procedente: Siempre se puede reclamar y podrían existir interpretaciones de la ley no contempladas por alguien inexperto en el ámbito legal.

Por último, para gestionar un despido correctamente no solo basta con los servicios legales oportunos. El despido es un conflicto como otros muchos en una empresa, y una buena comunicación entre empleado y empleador pueden convertir un posible trámite infernal y eterno para ambas partes en una situación mucho más cordial y eficaz. Las habilidades de resolución de conflictos pueden y deben utilizarse en la medida de lo posible. Tampoco basta con fijarse en el resultado directo de un despido, también hay que ver los efectos secundarios que se pueden generar. Si la plantilla es grande y se despiden a muchos empleados, ¿qué opinarán los demás sobre la estabilidad de su trabajo? Si la plantilla es reducida, es probable que haya una buena comunicación entre los empleados, y relaciones informales entre ellos. Un despido podría afectar negativamente al resto de empleados e incluso dañar la relación del empleador con el resto de empleados.

El Gobierno “subirá” el IVA cultural del 8% al 10%

Tras 3 años pensándoselo muy bien, el Gobierno ha decidido subir el IVA cultural del 8% al 10% en España. Mientras pensaba en esta medida, el IVA cultural ha estado en el 21% desde el 1 de junio de 2012 (etapa de macro-recortes a funcionarios y otras duras decisiones tomadas en este año) hasta algún punto de 2015. Aunque el ajuste aún no se ha producido (El IVA cultural se mantiene en 21%), la “bajada” al 10% parece inevitable según comenta el periódico ABC en este enlace. Sin embargo, no existe una fecha concreta para la medida.

He decidido retratar la bajada del IVA del 21% al 10% de esta forma para relativizar todos los hechos y que el lector pueda ver cuál es el resultado final de esta nueva medida que va a realizar el Gobierno. ¿Pero por qué ahora?

Congreso_de_los_Diputados_de_la_X_Legislatura_de_EspañaEsta decisión tiene un tinte electoral evidente, puesto que España celebrará elecciones generales a finales de 2015. El PP, que gobierna con mayoría absoluta al imponerse en 2011 con comodidad (186 escaños) ante un PSOE debilitado por dentro y por fuera, ha perdido una gran cantidad de apoyos, encontrándose lejos de la mayoría absoluta. De hecho, el panorama político que todos conocíamos de dos partidos parece estar desintegrándose, dejando paso a la irrupción del descontento ciudadano con los dos grandes partidos con la aparición de nuevas y fuertes fuerzas políticas.

Para concluir, invito al lector a investigar y explorar por curiosidad las demás publicaciones que hace el CIS en España que nunca llega a tener gran calado entre los medios, y enlazo aquí a una de sus publicaciones: (Estudio nº 3052 Febrero 2015)

Queridos Reyes Magos:

Este año 2014 hemos sido muy buenos y nos hemos esforzado mucho. Ha habido austeridad y una última fase de recortes. Ha habido vaivenes bursátiles para bien y para mal. Ha habido muchas e importantes tensiones geopolíticas, y más de un susto. Pero esto es agua pasada. Si quieres saber más sobre el antiguo 2014, te recomiendo la lectura de este pequeño infograma que ha preparado Expansión con datos proporcionados por Bloomberg.

Para este 2015 todos queremos amor, salud, el bien para todos, empezar con buen pie yendo al gimnasio, dejando de fumar… Pero en lo económico, parece que sus majestades de Oriente nos traen alguna sorpresa: 2015 parece que será un año de petróleo barato, un clima fundamental para reactivar las viejas economías, para abaratar costes en todos los mercados de productos del mundo. En España, el IBEX ha cerrado poco por encima de 10000 puntos en 2014, un clima ideal para culminar 2015 con subidas (incluso de doble dígito). Parece o nos hacen creer que España “irá bien” en 2015. Hay razones para creer en el crecimiento de nuestro Producto Interior Bruto por encima de lo pronosticado, y es cierto que España tira del crecimiento en la Unión Europea. Pero desde este blog tocamos madera para que las presiones deflacionistas no se agiganten, que no nos arrastren hacia el abismo una contractura económica de los grandes países como Francia y Alemania… Mientras no sea carbón lo que nos traigan los Reyes, ¡en Economía Dinero estaremos felices!

Los abogados de apoyo en conflictos laborales de la empresa

abogado de apoyo

La empresa es una organización, y como en toda organización, coexisten personas, intereses, ideas… que a menudo confluyen generando fricciones y conflicto. Desafortunadamente, estas situaciones ocurren más a menudo de lo que se piensa, y de hecho casi siempre hay conflictos laborales con un grado de intensidad mayor o menor. Para aquellos conflictos de mayor gravedad, es necesario contar con un abogado de apoyo. A menudo la mejor opción reside en contar con el respaldo de un despacho de abogados especializados en derecho laboral. Para más información, visita http://www.eliasymunozabogados.com/abogados-derecho-laboral-madrid.

Sin embargo, si quieres saber más acerca de los abogados de apoyo en conflictos laborales de la empresa sin entrar en tecnicismos, sigue leyendo. En la empresa, y especialmente en la gran empresa (250 empleados o más), debido al curso natural de las operaciones, y a las variaciones en oferta y demanda, tarde o temprano se producen reajustes. Existen todo tipo de situaciones que generan conflictos a menudo financieros pero también problemas de carácter personal, como un despido, un expediente de regulación de empleo (los temidos EREs), el sancionamiento de ciertos empleados, y estas situaciones pueden afectar tanto a los trabajadores menos relevantes de la empresa, como a sus directivos u otro importante capital humano de la empresa (trabajadores con una gran experiencia y que aportan un gran valor a la cadena de producción).

Por ello, la empresa debe buscar refugio en abogados especializados que con su experiencia puedan asesorar correctamente acerca de las necesidades concretas de cada empresa en cada caso específico, puesto que no hay dos casos iguales. Podría tratarse de un despido cuyas características se definirán en los tribunales y por lo tanto requerirán defensa y representación en los Juzgados. O podría tratarse del fin de un contrato indispensable para el día a día de la empresa, o bien el incumplimiento de otro contrato. Los abogados de apoyo son necesarios hasta en situaciones que no generan conflicto de una forma directa, como en el caso de requerir la empresa asistencia con la redacción de contratos de trabajo, determinar prestaciones, normas o incluso imponer sanciones dentro del régimen disciplinario laboral. También será necesario apoyo legal al tratar con ciertos permisos especiales en algunos sectores, con material sindical, o con situaciones que involucren el tratamiento de personal con algún tipo de incapacidad laboral.

Al contar con un abogado que conozca bien la situación actual de la empresa, podrá asesorar con precisión adaptándose con flexibilidad a todo tipo de problemas de tipo Legal dentro de ésta. Esto ahorra costes generados por posibles infracciones o desconocimiento de la Ley. Además, resulta muy costoso para la empresa en términos de recursos humanos dedicar una parte de sus operaciones a la defensa legal de la empresa. Este departamento rara vez existe en las PYMES por su elevado coste fijo dentro de la estructura financiera de la empresa, y queda reservado a las grandes empresas o bien a ciertos sectores muy específicos. Por lo que contratar los servicios de un bufete especialista en Derecho laboral como solución temporal y flexible para la empresa se convierte en la opción más lógica dentro del posible marco de operaciones.

En conclusión, los conflictos laborales de la empresa suelen ser muy costosos. Sin embargo, contar con la ayuda de un especialista ayuda a minimizar las posibles pérdidas que acarrean este tipo de procesos, y también asiste a reducir el riesgo de cometer infracciones por desconocimiento de la ley. Su coste es mucho más asequible que dedicar una división completa dentro de la empresa al marco legal de sus operaciones, sobretodo en PYMES, donde los recursos humanos propios tienden a escasear. Los abogados de apoyo ofrecen flexibilidad y adaptabilidad a cada caso, siendo valorados favorablemente por su habilidad de adaptarse a la situación real de cada empresa.

El Derecho en los negocios: Concursos de acreedores

Concurso de acreedores liquidacionEl mundo de los negocios incluye un montón de áreas. Las más comúnes suelen ser Empresa, Finanzas, Marketing, Contabilidad… Pero en cualquier parte del mundo empresarial toma un papel muy importante el Derecho. Las leyes dan forma a muchas empresas, limitando o creando los caminos para su creación, transformación y eventual desaparición.

He recordado la importancia de los concursos de acreedores en el mundo empresarial al pasearme por la página de abogados concursalitas Concursa (http://www.concurso-de-acreedores-de-liquidacion.com/) donde explican perfectamente el proceso y basándome en su contenido he decidido sintetizar en este blog su explicación sin entrar en tecnicismos:

El concurso de acreedores es un instrumento utilizado en España para poner fin a una situación de falta de liquidez en la empresa para hacer frente al pago de sus obligaciones a corto plazo, por lo que básicamente tiene lugar cuando la empresa no puede pagar sus deudas o facturas y normalmente decide solicitar voluntariamente este proceso.

El concurso de acreedores no significa la quiebra, aunque muchas veces esta sea la forma en la que acaben las empresas con peor situación económica. Una empresa con valiosos y cuantioso activos puede entrar en situación concursal por no disponer de dinero en efectivo para hacer pagos que supongan un porcentaje muy pequeño de sus activos totales.

Mediante el concurso de acreedores, la empresa y sus acreedores pueden llegar a un acuerdo para asegurar la continuidad de la empresa. Este es el verdadero objetivo de una situación concursal, ya que permite un escenario mejor para todos: Los inversores pueden aceptar una quita de deuda en vez de perder su dinero en caso de creer en la viabilidad de la empresa a largo plazo. El deudor puede solicitar, por ejemplo, el aplazamiento de los pagos o una reestructuración de la deuda que permita llevar la empresa a buen puerto en vez de proceder a la liquidación.

Sin embargo, como hemos comentado anteriormente, las empresas suelen acabar liquidando o bien por la necesidad de nuevas inversiones adicionales a una simple reestructuración o quita de la deuda, o bien por una falta de posibilidad de continuidad de la empresa (debido a una demanda completamente insuficiente, una competitividad inferior a la de los competidores a largo plazo, cambio de tendencias, etc.). En este caso se procede a la fase de liquidación, en la cual los activos de la empresa se reparten acorde a unas normas establecidas para pagar a los distintos acreedores y las medidas y sus procedimientos se vuelven bastante precisas y burocráticas por lo que no entraremos en detalle.

En definitiva, el proceso del concurso de acreedores puede resolverse mediante la liquidación de la empresa o mediante el cumplimiento del convenio establecido con los acreedores. Una vez cumplido, la empresa vuelva a estar en condiciones de liquidez y puede abandonar el concurso de acreedores. No hay que olvidar que esta medida es muy común dado que el ratio de supervivencia de las PYMES españolas es muy reducido al cabo de 5 y 10 años de actividad, y es muy importante y de gran relevancia mediática en caso de grandes empresas, como por ejemplo el reciente caso de Pescanova, o el histórico concurso de acreedores de Martinsa Fadesa, que en 2008 protagonizó el mayor concurso de acreedores en España con una deuda cercana a los 7.000 millones de euros.