La siguiente crisis española ¿las pensiones?

Queridos lectores: El siguiente post es solo una opinión. El futuro de las finanzas es tan poco predecible como el futuro de las personas. Lo único cierto es el presente, y hasta éste tiene sus distorsiones y sus infinitas interpretaciones. Quería dejar esto claro porque lo que viene a continuación se basa en la especulación personal y sin un análisis riguroso de situaciones similares o casos pasados… principalmente porque no existe situación similar a la actual en España. A diferencia de otros artículos más descriptivos, este post es pura discusión: ¡No olvides dejar tu comentario si no estás de acuerdo!

Los datos si que están ahí: La hucha de las pensiones invierte el 100% de sus activos en deuda pública española (Ver publicación de El País). Y cada año esta hucha es menor. Si ahorramos unos 82.520 millones de euros durante las vacas gordas, ya nos quedan menos de 40.000 millones de euros que gastar en próximos improvistos. Una situación poco sostenible si se tiene en cuenta que la pirámide de población española está condenada al envejecimiento (tiene forma de “tonel” para aquellos que estudiaron geografía en el colegio) dentro de menos años de los que nos gustaría.

Pero lo peor podría estar por llegar. La crisis griega abre las puertas a la tormenta financiera en Europa, y aunque el efecto contagio no sería tan tremendo como en 2012 (ningún lector olvidará como tuvimos el agua al cuello), a España no le viene bien someterse a estrés en el mercado de deuda. Porque aunque estemos creciendo previsiblemente más del 3% y liderando el crecimiento del viejo continente, la deuda española no ha disminuido. No ha habido superávit. No ha habido pago del principal, solo intereses. La deuda española no ha bajado, el principal solo ha aumentado. Y un fuerte golpe a los países periféricos puede ponernos al límite en caso de caos (palabra griega donde las haya macroeconómico: China se tambalea y puede afectar al mundo entero. La fortaleza del euro se pone en cuestión desde todos los ángulos.

Con todo lo dicho anteriormente, entre la demografía, la nula diversificación de la inversión de la hucha de las pensiones (y su inevitable tendencia a la baja) y las tensiones políticas que surgen a raíz de la nueva configuración del mapa político español, desde este blog parece imposible pensar  que no vayamos a atravesar un periodo de crisis basado en el peligro asociado al actual sistema de pensiones. Sobretodo en el caso de que la tormenta financiera vuelva a arreciar con fuerza en los mercados de deuda. Ojalá la economía en su ciclo expansivo sea capaz de hacer frente a todas las inminentes desavenencias que se ciernen sobre el futuro de nuestro sistema económico.

Ryanair abusa del cambio de moneda, como evitarlo

Hoy vengo a denunciar algo que llevo viendo un tiempo en la página web de la popular e infame compañía aérea Ryanair. Me parece una falta de respeto hacia el viajero, un abuso del desconocimiento financiero de la persona que quiere sacar un vuelo lo más barato posible y que se encuentra con esta compañía y sus peripecias para que al final paguemos más.

Cuando el usuario se dispone a pagar un vuelo que no está en su moneda, Ryanair le ofrece automáticamente un tipo de cambio fijo. En mi caso, estoy sacando un vuelo desde Gran Bretaña, por lo que me corresponde pagar en libras. Concretamente, 92,99 libras porque tengo que facturar una maleta cuyo coste es casi igual al del propio vuelo. En la página del pago, aparece esta información: En mi tarjeta se cargarán 136,36 euros. Pulsa aquí para más información.

Ryanair cambio moneda 1

Si pulsamos en el enlace, Ryanair nos dará la siguiente explicación:

Ryanair cambio moneda 2

“Si no desea aceptar el tipo de cambio, por favor no marque la casilla inferior. Este tipo de cambio está garantizado y no varía. Si desmarca la casilla, el tipo de cambio que marcará su banco no está garantizado, y está sujeto a fluctuaciones, lo cual podría resultar en un coste significativamente mayor para usted… Recomendamos no desmarcar la casilla.”

Esta última parte es la que da verdadera vergüenza: “Recomendamos no desmarcar la casilla.” Veamos cual es el tipo de cambio real a mercado de mis 92,99 libras esterlinas utilizando Google:

Tipo de cambio googleSi calculamos el sobreprecio de Ryanair, podemos descubrir el porqué del abuso. Ellos cobran 136,36 euros, 7,61 euros de comisión sobre el tipo de cambio real. En términos porcentuales, un 5,91%. Y tienen la poca vergüenza de recomendarnos NO desmarcar la casilla. Pues desde este blog te recomendamos, querido lector, que desmarques inmediatamente la casilla, tras comprobar la comisión sobre el tipo de cambio que aplica tu banco a la transacción. En mi caso, apenas un 0,50%, por lo que he recibido un cargo de 129,38€ tras haber desmarcado la casilla. Un ahorro de 7 euros con respecto a la “recomendación” de Ryanair.

Revisando las comisiones por cambio de moneda en la mayoría de bancos españoles, no he encontrado ningún banco español que cobre más del 5,91% que pretendía aplicar Ryanair con su “cambio garantizado” y “recomendado”.

En definitiva, un abuso de poder de Ryanair logrado gracias al desconocimiento general de finanzas del público en general. Recordemos que esto es un servicio opcional, pero que viene por defecto seleccionado y hay que desmarcar esa casilla oculta en una ventana emergente en el último paso de compra del billete. Lo peor de todo es que lo vendan como una ventaja para el consumidor cuando es, en casi todos los casos, un robo a mano armada. ¿Dónde está ese coste significativamente más alto para el consumidor Ryanair? ¡Estabais a punto de robarme 7 euros!

 

Los riesgos de no gestionar un despido

En las pequeñas y medianas empresas, la gestión de los empleados es vital ya que suponen, en términos generales, un porcentaje elevado de los gastos fijos de la empresa. España es una economía muy regulada en el ámbito laboral, y existe una gran protección hacia el trabajador, especialmente a la hora del despido. Despedir a un empleado en España tiene uno de los costes más altos de toda la Unión Europea, solo por detrás de Grecia en los últimos años, antes de emprender las reformas. Aunque este sistema tiene sus ventajas y sus desventajas para el trabajador, hoy hablaremos desde el punto de vista de la empresa.

Las empresas pueden necesitar despedir a sus trabajadores por motivos diferentes: Cambio en el rumbo estratégico de la empresa, pérdida de relevancia de un puesto de trabajo, falta de ingresos o pérdidas continuadas, ineficacia de un trabajador… Muchas veces surgen dudas sobre el tipo de despido: Cuándo es improcedente y cuando no, la cuantía que se deberá abonar en caso de despido, los problemas legales que pueden surgir a razón de un despido… En este despacho de abogados de Madrid explican detalladamente todos los procesos relacionados con el derecho laboral.

No gestionar correctamente un despido puede resultar en costes exagerados para la empresa. Existen casos de dueños de pequeñas empresas que despiden trabajadores con mucha antigüedad de forma incorrecta, y cuando se determina que el despido es improcedente, se genera un auténtico problema de generación de flujo de caja y se puede llegar a situaciones extremas como el concurso de acreedores o con titulares de noticia casi esperpénticos: “Empresario de Madrid pide hipoteca para pagar un despido”. Aunque normalmente no se den situaciones tan complicadas, una mala gestión del despido puede generar sobrecostes que perjudiquen los beneficios anuales de la empresa. Este problema lo tienen tanto las grandes empresas del IBEX como la pequeña peluquería de tu barrio.

Para solucionar este problema y otros que suelen surgir con los empleados (además del despido y la contratación, que son dos puntos de fricción habituales, existen miles de problemas que pueden surgir: seguridad en el trabajo, reclamación de derechos, subvenciones, EREs, permisos, conflictos, incapacidades…) las empresas suelen contratar cobertura legal. Como es lógico, las grandes y medianas empresas tienen una cobertura mayor y cuentan a menudo con servicios de abogados muy especializados o con su propio departamento legal en la empresa. Sin embargo, las PYMES pueden protegerse también. Si se cuenta con un solo empleado basta con estar informado, y si se cuenta con pocos empleados lo habitual suele ser acudir a un abogado laboral cuando se va a producir el despido, y contar con un asesoramiento puntual (en las grandes empresas el asesoramiento suele ser continuado, y las empresas pagan cuotas mensuales a despachos para obtener cobertura en varias ramas de la ley (mercantil, laboral, penal, inmobiliario…). Pero nunca debe forzarse un despido sin información previa de los problemas que pueden acarrearle a la empresa, aunque el empleado se haya ganado a priori su despido y todo indique hacia un despido procedente: Siempre se puede reclamar y podrían existir interpretaciones de la ley no contempladas por alguien inexperto en el ámbito legal.

Por último, para gestionar un despido correctamente no solo basta con los servicios legales oportunos. El despido es un conflicto como otros muchos en una empresa, y una buena comunicación entre empleado y empleador pueden convertir un posible trámite infernal y eterno para ambas partes en una situación mucho más cordial y eficaz. Las habilidades de resolución de conflictos pueden y deben utilizarse en la medida de lo posible. Tampoco basta con fijarse en el resultado directo de un despido, también hay que ver los efectos secundarios que se pueden generar. Si la plantilla es grande y se despiden a muchos empleados, ¿qué opinarán los demás sobre la estabilidad de su trabajo? Si la plantilla es reducida, es probable que haya una buena comunicación entre los empleados, y relaciones informales entre ellos. Un despido podría afectar negativamente al resto de empleados e incluso dañar la relación del empleador con el resto de empleados.

El Gobierno “subirá” el IVA cultural del 8% al 10%

Tras 3 años pensándoselo muy bien, el Gobierno ha decidido subir el IVA cultural del 8% al 10% en España. Mientras pensaba en esta medida, el IVA cultural ha estado en el 21% desde el 1 de junio de 2012 (etapa de macro-recortes a funcionarios y otras duras decisiones tomadas en este año) hasta algún punto de 2015. Aunque el ajuste aún no se ha producido (El IVA cultural se mantiene en 21%), la “bajada” al 10% parece inevitable según comenta el periódico ABC en este enlace. Sin embargo, no existe una fecha concreta para la medida.

He decidido retratar la bajada del IVA del 21% al 10% de esta forma para relativizar todos los hechos y que el lector pueda ver cuál es el resultado final de esta nueva medida que va a realizar el Gobierno. ¿Pero por qué ahora?

Congreso_de_los_Diputados_de_la_X_Legislatura_de_EspañaEsta decisión tiene un tinte electoral evidente, puesto que España celebrará elecciones generales a finales de 2015. El PP, que gobierna con mayoría absoluta al imponerse en 2011 con comodidad (186 escaños) ante un PSOE debilitado por dentro y por fuera, ha perdido una gran cantidad de apoyos, encontrándose lejos de la mayoría absoluta. De hecho, el panorama político que todos conocíamos de dos partidos parece estar desintegrándose, dejando paso a la irrupción del descontento ciudadano con los dos grandes partidos con la aparición de nuevas y fuertes fuerzas políticas.

Para concluir, invito al lector a investigar y explorar por curiosidad las demás publicaciones que hace el CIS en España que nunca llega a tener gran calado entre los medios, y enlazo aquí a una de sus publicaciones: (Estudio nº 3052 Febrero 2015)

Queridos Reyes Magos:

Este año 2014 hemos sido muy buenos y nos hemos esforzado mucho. Ha habido austeridad y una última fase de recortes. Ha habido vaivenes bursátiles para bien y para mal. Ha habido muchas e importantes tensiones geopolíticas, y más de un susto. Pero esto es agua pasada. Si quieres saber más sobre el antiguo 2014, te recomiendo la lectura de este pequeño infograma que ha preparado Expansión con datos proporcionados por Bloomberg.

Para este 2015 todos queremos amor, salud, el bien para todos, empezar con buen pie yendo al gimnasio, dejando de fumar… Pero en lo económico, parece que sus majestades de Oriente nos traen alguna sorpresa: 2015 parece que será un año de petróleo barato, un clima fundamental para reactivar las viejas economías, para abaratar costes en todos los mercados de productos del mundo. En España, el IBEX ha cerrado poco por encima de 10000 puntos en 2014, un clima ideal para culminar 2015 con subidas (incluso de doble dígito). Parece o nos hacen creer que España “irá bien” en 2015. Hay razones para creer en el crecimiento de nuestro Producto Interior Bruto por encima de lo pronosticado, y es cierto que España tira del crecimiento en la Unión Europea. Pero desde este blog tocamos madera para que las presiones deflacionistas no se agiganten, que no nos arrastren hacia el abismo una contractura económica de los grandes países como Francia y Alemania… Mientras no sea carbón lo que nos traigan los Reyes, ¡en Economía Dinero estaremos felices!