El Derecho en los negocios: Concursos de acreedores

Concurso de acreedores liquidacionEl mundo de los negocios incluye un montón de áreas. Las más comúnes suelen ser Empresa, Finanzas, Marketing, Contabilidad… Pero en cualquier parte del mundo empresarial toma un papel muy importante el Derecho. Las leyes dan forma a muchas empresas, limitando o creando los caminos para su creación, transformación y eventual desaparición.

He recordado la importancia de los concursos de acreedores en el mundo empresarial al pasearme por la página de abogados concursalitas Concursa (http://www.concurso-de-acreedores-de-liquidacion.com/) donde explican perfectamente el proceso y basándome en su contenido he decidido sintetizar en este blog su explicación sin entrar en tecnicismos:

El concurso de acreedores es un instrumento utilizado en España para poner fin a una situación de falta de liquidez en la empresa para hacer frente al pago de sus obligaciones a corto plazo, por lo que básicamente tiene lugar cuando la empresa no puede pagar sus deudas o facturas y normalmente decide solicitar voluntariamente este proceso.

El concurso de acreedores no significa la quiebra, aunque muchas veces esta sea la forma en la que acaben las empresas con peor situación económica. Una empresa con valiosos y cuantioso activos puede entrar en situación concursal por no disponer de dinero en efectivo para hacer pagos que supongan un porcentaje muy pequeño de sus activos totales.

Mediante el concurso de acreedores, la empresa y sus acreedores pueden llegar a un acuerdo para asegurar la continuidad de la empresa. Este es el verdadero objetivo de una situación concursal, ya que permite un escenario mejor para todos: Los inversores pueden aceptar una quita de deuda en vez de perder su dinero en caso de creer en la viabilidad de la empresa a largo plazo. El deudor puede solicitar, por ejemplo, el aplazamiento de los pagos o una reestructuración de la deuda que permita llevar la empresa a buen puerto en vez de proceder a la liquidación.

Sin embargo, como hemos comentado anteriormente, las empresas suelen acabar liquidando o bien por la necesidad de nuevas inversiones adicionales a una simple reestructuración o quita de la deuda, o bien por una falta de posibilidad de continuidad de la empresa (debido a una demanda completamente insuficiente, una competitividad inferior a la de los competidores a largo plazo, cambio de tendencias, etc.). En este caso se procede a la fase de liquidación, en la cual los activos de la empresa se reparten acorde a unas normas establecidas para pagar a los distintos acreedores y las medidas y sus procedimientos se vuelven bastante precisas y burocráticas por lo que no entraremos en detalle.

En definitiva, el proceso del concurso de acreedores puede resolverse mediante la liquidación de la empresa o mediante el cumplimiento del convenio establecido con los acreedores. Una vez cumplido, la empresa vuelva a estar en condiciones de liquidez y puede abandonar el concurso de acreedores. No hay que olvidar que esta medida es muy común dado que el ratio de supervivencia de las PYMES españolas es muy reducido al cabo de 5 y 10 años de actividad, y es muy importante y de gran relevancia mediática en caso de grandes empresas, como por ejemplo el reciente caso de Pescanova, o el histórico concurso de acreedores de Martinsa Fadesa, que en 2008 protagonizó el mayor concurso de acreedores en España con una deuda cercana a los 7.000 millones de euros.

El Hotel Hoshi

Hotel HoshiEste precioso hotel japonés dispone de habitaciones con suelo de tatami (tejido de paja) y ventanas amplias orientadas a la apacible vegetación. Están provistas de futón japonés, TV vía satélite, bolsas de té verde y baño privado con bañera.

Pero un momento… ¡Esto no es una agencia hotelera! ¿Qué hace un hotel como tú en un sitio como éste? Lo verdaderamente importante y magnífico de este agradable hotel es su longeva historia. Abierto en 718 (si, querido lector, en el año 718, antes incluso que la famosa Batalla de Covadonga tuviera lugar marcando el inicio de la Reconquista en España), ostenta el “Récord Guiness” al hotel y negocio más longevo jamás documentado.

El Hotel Hoshi ha sido cuidado y mimado como un negocio familiar cualquiera. Solo que ya van 46 generaciones a cargo de este minúsculo punto de la geografía nipona. Se trata de un logro impresionante, una vez comparados estos resultados con la vida media de los negocios en la actualidad.

Lo cierto es que la esperanza de vida de las empresas no ha aumentado como la nuestra. De hecho, cada vez es menor. Los datos quitan las ganas de emprender: El 80% de las pequeñas y medianas empresas españolas dejan de existir a los 5 años de su creación. El 90% habrá desaparecido a los 10 años. Esto podría ser debido a una mayor competitividad a nivel internacional, a cambios cada vez más rápidos en las preferencias de los consumidores, pero principalmente pienso que es debido al frenético ritmo que impone la tecnología. Si miramos 10 años atrás, parece que estuviéramos en otra era: Sin smartphones, sin calidad HD, sin grandes velocidades de Internet para el consumidor medio… Me despido con la interrogante de dónde estaremos en los próximos 10 años. ¿Seguirá en pie el Hotel Hoshi? Pero mirando hacia otros lugares… ¿Estará más cerca Marte? ¿Seguirá la tecnología llegando a más sitios inesperados además de a nuestros relojes y gafas? ¿Se podrá observar un gran cambio tecnológico mirando hacia atrás, retrocediendo hasta un día como hoy? ¡Yo espero que sí!

 

Aumenta la venta online en Latinoamérica

La red como canal de distribución ha tenido una histórica dificultad para atraer al público masivo. Siempre se ha cuestionado la seguridad: ¿Es una buena idea introducir mis datos de pago en Internet? ¿Cómo sabe el consumidor que la página no es una estafa, o si el producto es de la calidad deseada?

Sin embargo, con la llegada de cada vez mejores tecnologías en la red, una mejora considerable del diseño de las páginas web en comparación con las de hace unos años y una visión más abierta de las posibilidades que ofrece Internet han catapultado el negocio en línea. Concretamente en Latinoamérica se ha notado un incremento porcentual mayor que en otras grandes regiones en parte gracias a la simplificación del proceso de pago pero también a una tendencia creciente en la sociedad para pasarse al mundo de las compras online.

¿Qué se compra en Internet? El mayor éxito se lo llevan páginas que ofrecen comercio electrónico sobre un gran número de productos clasificados. Tampoco faltan los libros o su alternativa e-book, ni todo rango de productos desde cremas hidratantes hasta coches.

Un ejemplo de como las mejores empresas se adaptan a Internet como canal de distribución lo encontramos en esta página de México que pone a la venta ofertas de ocasión para celebrar lo que se denomina el buen fin 2014. Como podemos apreciar, la estrategia reside en atractivos descuentos que coinciden con la celebración del año nuevo, pero aplicados sobre un rango considerable de productos claramente diferenciados: Móviles, Tablets y electrónica o incluso colchones para estrenar el año nuevo con el mejor descanso posible.

La originalidad vende en Internet, puesto que las opciones de Márketing son más limitadas con respecto a las tiendas físicas. Pero en definitiva, es innegable que la era del comercio electrónico va abriéndose paso a medida que aumenta la facturación de este mercado completamente internacional y provisto de pocas barreras de entrada: Cualquier pequeño comercio puede competir contra los colosos del mercado sin tener que afrontar ventajas insalvables, recordando que Internet es un sitio válido como cualquier otro para perseguir el “sueño americano”.

El mercado laboral

En economía estudiamos entre otras cosas el mercado laboral. Existen conceptos muy importantes como el empleo, el desempleo, la población activa, los salarios (nominales, reales, mínimos) que debemos entender para comprender el funcionamiento de este mercado aparentemente sencillo pero dotado de una complejidad especial al tratar con mecanismos tanto de oferta y demanda como de costumbres sociales e incluso factores geopolíticos.

mercado-laboral

El mercado laboral o mercado de trabajo como cualquier otro mercado se constituye por la oferta y la demanda de trabajo. El trabajo se define aquí de una forma un poco abstracta, refiriéndose a la mano de obra humana cualificada para desarrollar una actividad económica específica (la que es demandada). Por lo tanto, si somos trabajadores, somos la oferta de trabajo, y si somos empresarios que quieren contratar a trabajadores, somos la demanda de trabajo.

Para estudiar el mercado laboral, recurrimos a medir el empleo y el paro o desempleo de una economía (de un país). Para ello, necesitamos saber la población activa. La población activa es toda la población en edad de trabajar que además está o bien trabajando (entonces es empleo) o bien buscando trabajo (Desempleo o en paro). Por lo tanto,

Población Activa = Empleo + Desempleo

Una vez conocido este dato, es posible determinar las tasas de empleo y desempleo de una economía para medir la evolución del mercado de trabajo. Se divide el número de empleados y desempleados entre la población activa (no entre la población total) para reflejar de una forma más realista qué porcentaje de la gente que quiere trabajar puede hacerlo.

Los datos de empleo son diferentes para cada país, pues hay una gran cantidad de factores que lo alteran en proporciones muy distintas dependiendo de cada economía. A continuación explicamos unos cuantos factores que alteran los datos de paro:

  • La protección laboral. Cuanto más se protege a los trabajadores, menos dinámico es el mercado laboral y más paro general. Por supuesto, una misma ley de protección laboral puede afectar de forma distinta a los datos de paro e incluso a los salarios de una economía.
  • El Producto Interior Bruto y su composición. En España, por ejemplo, el sector primario abarcaba el más de la mitad de los empleos en 1940, y contribuía al 30% del Producto Interior Bruto aproximadamente. Hoy sería una buena estimación decir que menos del 5% de la población se dedica al sector primario y que contribuye en ese mismo porcentaje al PIB. Estas variaciones afectan al mercado laboral produciendo desempleo estructural, por ejemplo. Pero también un aumento o descenso del Producto Interior Bruto puede favorecer o perjudicar a las tasas de empleo. Un ejemplo sencillo es cuando se produce una crisis económica, se destruye demanda interna, los empresarios cierran, bajando el PIB y echando a la calle a los trabajadores.
  • La alteración de leyes. Por ejemplo, introducir un salario mínimo más bajo que el actual en una economía tiende a aumentar las contrataciones de empleados, o prohibir el tabaco en su totalidad forzaría la destrucción de ciertos puestos de trabajo.

El mercado laboral condiciona los salarios de los trabajadores. Como es lógico, la abundancia de oferta de trabajo reduce estos salarios aumentando la competitividad que se ejerce por los puestos de trabajo disponibles. Asimismo, la demanda o no de empleo condiciona, y mucho, el salario final de los trabajadores. En los países desarrollados se busca el salario digno y la calidad de vida, y muchas veces los Gobiernos impiden que los empresarios abusen de su poder en el mercado imponiendo leyes como la del salario mínimo o las horas máximas de trabajo. Sin embargo, en periodos de crisis, a veces conviene relajar estas leyes para que un número mayor de trabajadores pueda gozar de la estabilidad de un trabajo aunque no sea con un sueldo precisamente digno. Esto a la vez sirve para apoyar a que las empresas vuelvan a animarse a contratar y aumentar la producción para salir de la recesión.

Si quieres saber más, no olvides terminar de leer la guía de economía de este blog.

Rusia veta alimentos frescos: Impacto en España

El Gobierno de España, a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha cifrado en más de 300 millones de euros el impacto directo que tendrá la decisión del Kremlin de prohibir las importaciones de alimentos frescos procedentes de la Unión Europea y los Estados Unidos sobre las exportaciones de nuestro país.

Sin embargo, este impacto se ha calificado como “limitado” puesto que la gran mayoría de nuestras exportaciones de este tipo de productos van dirigidas al mercado único europeo. Además, cabe destacar que el veto no afecta a productos como el vino o el aceita de oliva, un mal menor para España, que el año pasado (2013) exportó a Rusia más de 500 millones de euros en alimentos, mientras que la Unión Europea en su conjuntó sumó 9900 millones de euros en este periodo.

Por lo tanto, el impacto actual en España es muy limitado teniendo en cuenta lo que podría suceder si Rusia aumentara su presión sobre la Unión Europea. España tiene intereses estratégicos muy importantes con Rusia en otros sectores como vivienda y el turismo que por ahora no han sido afectados por ninguna prohibición, pero la tensión e intercambio de represalias a raíz del conflicto ucraniano siguen latentes en el escenario geopolítico actual.