Caída del euro ¿Apuesta segura?

Hay veces que es fácil predecir el rumbo de activos financieros, y con el euro nos encontramos ante una de esas situaciones en la que es muy difícil que el resultado varíe de lo pronosticado.

¿Por qué se piensa que va a caer el euro? La baza principal de los especuladores recae en la posibilidad del BCE de comenzar a inyectar dinero en la economía de formas no convencionales como mediante Quantitative Easing, que significa imprimir dinero para comprar deuda pública o quizás de grandes corporaciones. Aunque no se sabe qué instrumentos financieros se beneficiarían específicamente, lo claro es que imprimir euros reduce el valor de una sola unidad de éstos.

Pero eso no es todo: Además, se piensa que este 2014 nos encontramos ante un euro bastante fuerte desde el punto de vista técnico, y existen factores que presionan la bajada de la moneda única. Francia, por ejemplo, ha pedido directamente a Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, que pase de la teoría a la práctica y logre bajar la cotización del euro para no seguir perjudicando las exportaciones de la euro-zona.

Francia en concreto reclama al BCE que la política monetaria europea es demasiado inflexible, observando que grandes potencias financieras como EEUU o Reino Unido, con políticas fiscales muy rígidas, sí que son mucho más flexibles a la hora de tomar estas decisiones no convencionales.

Pronto veremos si el importante mercado “forex” EUR/USD sigue la pauta marcada por el consenso del mercado, o si se acaba desmarcando atendiendo a otras razones que no se contemplan en estos momentos.

Alejarse de una esperanza matemática negativa

Lejos de recomendar una casa de apuestas, Economía Dinero apuesta por enseñar los mejores conocimientos a la hora de aprender a jugar a los juegos de azar. Y es que el póquer es una máquina de dinero cuando un experto se sienta a jugar con usuarios novatos.

Lo primero que hay que saber es las probabilidades de acertar una jugada, y lo segundo, si esa jugada tiene una esperanza matemática positiva.

Lejos de explicar esos términos de una forma extensa, vamos a simplificar la situación para los más novatos. La esperanza matemática positiva es buena, ya que, por ejemplo, una esperanza matemática de +0,2 significa que esa mano nos va a reportar una ganancia de 20 céntimos de media cada vez que la juguemos. Por eso es importante alejarse de una esperanza negativa.

Casos espectaculares de esperanza matemática negativa:

  • Tragaperras: En España, cada euro que juegas te hace perder 30 céntimos.
  • Apostar al póquer contra jugadores expertos: No es coincidencia que siempre lleguen a las finales de póquer las mismas personas. Este tipo de situación es peliaguda, puesto que el novato se enfrenta a perder el 100% de su dinero en todos los casos.
  • La ruleta: Presenta una esperanza de 0,97 por cada euro apostado (pierdes 3 céntimos por euro apostado), es especialmente peligrosa porque el dinero vuelve a jugarse una y otra vez asi que por norma general saldremos con los bolsillos vacíos a largo plazo.
Conociendo estos casos podemos ahorrar un poco de dinero replanteando si tirar el dinero jugando contra expertos, o contra máquinas programadas para machacar el dinero ajeno.

¡Estaos muy atentos al blog porque pronto mostraremos juegos de azar en los que existió una esperanza positiva!

¿Vuelve la calma a las Letras del Tesoro?

Hoy el bono español a 10 años inicia un posible aterrizaje en su preocupante problema de financiación: El valor del bono a 10 años desciende ahora mismo y durante las horas anteriores hacia el 5,5%, muy distante del crítico nivel del 7,7% máximo anual… Y con suerte en ruta hacia bajar del 4,5% para alcanzar una mayor estabilidad financiera. Sin duda una buena noticia para la economía.

20121017-125804.jpg

Los rumores del rescate auguran la solicitud para noviembre, y ante la confianza de Moody’s de no rebajar nuestra deuda soberana, parece que los mercados responden muy positivamente con subidas espectaculares en la Bolsa (Bankia +16% en estos momentos) y generalizadas.

Queda esperar a ver si el mercado deja de volatilizarse ante la indecisión política causada por el tira y afloja de las partes interesadas.

Draghi confirma la posibilidad del rescate

Parece que finalmente la Unión Europea va a tomar medidas contundentes para ayudar a los países mas afectados por la crisis económica (entre ellos España) a recuperarse.

 

El presidente italiano del Banco Central Europeo Mariano Draghi por fin ha dejado claro que el BCE utilizará sus fondos para la compra de deuda de los países que están sufriendo acoso por parte de los mercados financieros y no pueden autofinanciarse poniendo en peligro el equilibrio económico de toda la zona euro.

 

En sus declaraciones Draghi cocncretaba el plan de intervención del BCE. Los fondos dirigidos a la compra de deuda en el mercado primario y secundario oscilaran entre 2 y 10 por ciento del producto interior brutto de cada país intervenido. En caso de España europa tiene previsto invertir entre 21.260 y 106.300 millones de euros.

 

La duración de la medida tomada por los países europeos sería de un año, con la obligación ser renovada cada seis meses, pero sólo dos veces. El tiempo máximo serían dos años. Para poner en marcha esta medida se ha creado el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) ya que el Banco Central Europeo carecía de fondos y legislación para actuar de esta manera.

Por qué se distribuyen los dividendos en acciones

Por qué decretar y distribuir dividendos en acciones, si un dividendo en acciones no habrá de tener efecto alguno sobre los activos de la corporación, si sobre el capital contable, salvo un incremento en el numero de acciones en circulación? En cuanto concierne a la corporación, un dividendo en acciones le permite otorgar a sus accionistas una participación en las utilidades retenidas, sin necesidad de distribuir efectivo u otros activos de la corporación.

Por lo tanto, los dividendos en acciones frecuentemente son decretados por las corporaciones que han utilizado los fondos provenientes de las utilidades para su expansión y, como resultado de ello, no pueden pagar un dividendo en efectivo.

Por otra parte, cuando una corporación rentable crece a través de utilidades retenidas, el precio de sus acciones comunes también tiende a crecer. Con el paso del tiempo, el precio de las acciones aumenta tanto, que desalienta a los inversionistas que pudieran estar interesados en su compra.

Por lo anterior, las corporaciones decretan dividendos pagaderos en acciones, y así evitan que el precio de sus acciones llegue a aumentar demasiado.

Los accionistas que estén interesados en recibir un flujo regular de dividendos en efectivos podrán resultar beneficiados con los dividendos en acciones. Muchas compañías pagan una suma fija de dividendos en efectivos por acción y, cuando decretan un dividendo en acciones, continúan pagando la misma cantidad a cada acción. Por lo tanto, la cantidad total de efectivo pagado habrá de aumentar, lo que implicará que haya un incremento posterior en el importe total de dividendos recibidos por los accionistas.