Como trabajar desde casa por Internet

Una oficina para trabajar desde casa
La oficina “en casa” de un emprendedor de éxito

Uno de los sueños de muchos trabajadores es el hecho de poder desempeñar su empleo desde la comodidad de la propia casa. Esta idea es extremadamente útil: Trabajando desde casa por Internet se ahorra un montón de dinero en transporte, se gana en productividad, e incluso permite a la empresa distribuir mejor sus recursos. Hoy explicaremos como trabajar desde casa por Internet, independientemente de si ya se trabaja para una empresa o si por el contrario se trata de un negocio por cuenta propia.

Trabajar desde casa para terceros por Internet

Si ya se está trabajando, como oficinista, o alguien que necesita acceder constantemente a un ordenador y no se tiene mucha dependencia de un equipo, como por ejemplo, algunos oficinistas y la mayoría de los contables, es posible solicitar un cambio de aires. Explicar que trabajar desde casa ofrece una alta mejora de la calidad de trabajo y de la productividad (un hecho real, pues al ahorrar en transporte y tener más horas libres es posible enfocar mucho mejor las tareas que necesitan ser completadas) en comparación con estar en la oficina, puede ser la puerta hacia una mayor libertad en el trabajo. No obstante, para trabajar desde casa por Internet para la empresa habitual, se deben tener algunas cosas en cuenta:

  • Pactar reuniones u horarios para acudir a las oficinas de la empresa para tener controlados todos los objetivos empresariales.
  • Estar provisto de conectividad en Internet, con aplicaciones que permitan conectarse con el resto del equipo, como una nube (espacio compartido en red) o programas para hablar como Skype.
  • Poseer la suficiente capacidad y portabilidad para desempeñar el trabajo desde casa. Tener un ordenador portátil o usar el de la empresa puede ser francamente eficaz, pero además se debe tener capacidad para poder acudir a cualquier sitio en caso de que sea necesario, como una reunión o una inspección o un evento repentino.

Trabajar desde casa por Internet (cuenta propia)

Trabajar por cuenta propia desde casa puede ser el sueño financiero de muchos. De hecho, en Estados Unidos y otras partes del mundo existen escuelas para lograrlo, puesto que el negocio propio genera una satisfacción personal elevada, y más aun teniendo en cuenta si el jefe, usted mismo, puede trabajar desde la comodidad de su despacho en el hogar, o desde la mesa de trabajo, a un metro y medio de todo lo suyo: Su cocina (ahorrará en comida además de en transporte), su habitación, su propio baño… detalles que no tienen mucha importancia pero que día tras día continuamente pueden suponer una mejora en calidad de vida enorme.

Para conseguir trabajar desde casa por Internet se debe tener un negocio previo: Es imposible, o al menos casi imposible, empezar a ganar el sueldo necesario para vivir bien desde cero y desde Internet, debería ser un objetivo a largo plazo mientras se dedican a su actividad principal hasta que llegue el punto que se pueda dejar el negocio ajeno para empezar por cuenta propia, cuando el negocio por Internet haya florecido.

Para trabajar desde casa se necesita un negocio por Internet, así que aquí les dejamos los modelos de negocio más interesantes que suelen funcionar en Internet:

  1. Los blogs con elevadas visitas
  2. El trabajo freelance con elevados requisitos profesionales
  3. La redacción para periódicos digitales
  4. Tiendas online
  5. Las tareas de programación y diseño gráfico
  6. Empresa autónoma de tareas de outsourcing (Contabilidad, Marketing…)

Conclusiones:

 

[warning] Trabajar desde casa también tiene sus contras[/warning]

El trabajador por cuenta propia se enfrenta a problemas con soluciones fáciles de decir pero que pueden resultar ser difíciles de cumplir y que por lo tanto, hay que saber evitar:

Errores trabajar desde casa

  • Resistirse a las redes sociales y el ocio en Internet, así como evitar las distracciones en general
  • Conseguir tener una versatilidad y disponibilidad muy alta para cubrir cualquier imprevisto.
  • Separar trabajo y vida: Puede ser algo increíblemente difícil, por lo general la gente emprendedora suele ser esclava de su propio trabajo cuando las cosas no van bien.

Hay que recordar que para cambiar la rutina profesional no basta con ser decididos: Se necesita un estudio previo, y en caso de estar trabajando para una empresa, es necesaria la condición de ventaja (win-win) para ambas partes para lograr trasladar el mundo del trabajo al mundo del hogar. Pero si la oficina se convierte en un lugar más de la casa, se pueden lograr los deseados beneficios mencionados anteriormente, por lo que merece la pena intentarlo o soñarlo al menos.

Por último, el “teletrabajo” es una tendencia al alza en esta economía cada vez más globalizada, por lo que existen cada vez mejores oportunidades de trabajo desde casa, pero se deben evitar a toda costa caer en las estafas: Muchos astutos caza-incautos se dedican a vender la piel del oso sin cazarlo prometiendo métodos infalibles para trabajar desde casa que resultan ser grandes estafas y pérdidas de tiempo, fuerzas y dinero. Por lo tanto, se debe tener mucho cuidado y procurar no pagar nada que no esté debidamente contrastado, como por ejemplo algunos libros que están en la zona de emprendimiento de la librería.

 

Acerca de Juan Luis de Mateo

¡Hola! Soy Juan Luis de Mateo, graduado en Administración y Dirección de Empresas y enamorado de la economía y de los mercados. No olvides participar en la sección de los comentarios, y siéntete libre de preguntar todas tus dudas: ¡Este es un espacio para pensar, debatir y aprender!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*