Feliz Navidad: El Tribunal Supremo defiende al consumidor de los créditos rápidos.

No será la primera vez (ni la última) que hable de los créditos rápidos y lo perjudiciales que son para cualquier sociedad. Los créditos rápidos son como robos a mano armada: El consumidor de estos productos, ahogado por su falta de recursos financieros, decide buscar alivio en una oferta demasiado atractiva: Dinero rápido y sin preguntas. Con solo dar el Documento Nacional de Identidad, en cuestión de minutos podemos recibir 300 euros. ¿Pero a qué precio? Hagamos el experimento nosotros mismos. Somos esa persona en apuros. Encendemos la televisión en casa mientras cenamos. El informativo da paso a los anuncios, donde observamos un anuncio en el cual nos ofrecen un préstamo de 300 euros completamente gratuito, a devolver en una semana. Evidentemente, una semana no es suficiente, por lo que visitamos la página web y seleccionamos una duración más adecuada: un mes de duración. Al pasar a leer la letra pequeña, la verdad se asoma: La TAE (Tasa Anual Equivalente) asciende a más del 2000%. Alguien debidamente formado en finanzas sabe que esto es una barbaridad, pero para el ciudadano de a pie esto no está tan claro. Con un simple ejemplo de qué ocurriría si invirtiéramos dinero a este porcentaje en vez de pagarlo, descubriremos la realidad.

Durante un segundo, imaginemos que de alguna manera puedo conseguir 2000% de TAE año tras año. En este universo paralelo, me siento con fuerzas para retar a Bill Gates y superar su fortuna invirtiendo solamente mil euros. Veamos el resultado de Juanlu contra Bill Gates y su fortuna de más de 80 mil millones de euros:

Juanlu contra Bill Gates

Lo siento amigo Bill, pero en 7 años igualaría tu fortuna, y en dos años más la mía sería 400 veces más grande que la tuya. De hecho, en solamente 10 años podría comprar el mundo entero tras invertir mil euros a este tipo de interés.

Viendo lo ridículo que es de esta forma, es fácil de entender porque este tipo de créditos son completamente impagables, y menos por gente cuya estabilidad financiera ya se tambalea. Basta ya de usura legal. Por eso esta entrada se titula Feliz Navidad. Por primera vez, el Tribunal Supremo en España ha matizado la ley que dice, citamos a El Mundo:

El Supremo considera que sí se cumplen los requisitos para considerar que infringe la Ley de Represión de la Usura. La norma, dictada en 1908, no pone límites precisos, pero sí fija los requisitos para considerar que un préstamo es leonino: lo será aquel que fije un interés “notablemente superior al normal del dinero» y que sea “manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso”.

“Esta Sala considera”, dicen los magistrados sobre el caso estudiado, “que una diferencia de esa envergadura entre el TAE fijado en la operación y el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado permite considerar el interés estipulado como ‘notablemente superior al normal del dinero‘”.

Es una pequeña victoria contra la todavía triste realidad que encontramos en nuestro país: Miles de afectados que, llevados por la desesperación, acuden cada año al callejón sin salida de los buitres financieros en fechas como estas. Desde aquí animamos a todas las personas con grandes dificultades financieras que jamás cedan ante este chantaje: Pedir dinero a familiares, amigos, al banco. Agotad las tarjetas de crédito e incluso retrasaros con los pagos de estas tarjetas… Todo ello sigue siendo mucho más barato que la estafa del microcrédito. Si puedes ser más rico que Bill Gates en 7 años recibiendo esos intereses… Serás el más pobre del Universo en el mismo tiempo teniendo que pagarlos. No hay salida, sólo negocio para la empresa.

Acerca de Juan Luis de Mateo

¡Hola! Soy Juan Luis de Mateo, graduado en Administración y Dirección de Empresas y enamorado de la economía y de los mercados. No olvides participar en la sección de los comentarios, y siéntete libre de preguntar todas tus dudas: ¡Este es un espacio para pensar, debatir y aprender!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*