La siguiente crisis española ¿las pensiones?

Queridos lectores: El siguiente post es solo una opinión. El futuro de las finanzas es tan poco predecible como el futuro de las personas. Lo único cierto es el presente, y hasta éste tiene sus distorsiones y sus infinitas interpretaciones. Quería dejar esto claro porque lo que viene a continuación se basa en la especulación personal y sin un análisis riguroso de situaciones similares o casos pasados… principalmente porque no existe situación similar a la actual en España. A diferencia de otros artículos más descriptivos, este post es pura discusión: ¡No olvides dejar tu comentario si no estás de acuerdo!

Los datos si que están ahí: La hucha de las pensiones invierte el 100% de sus activos en deuda pública española (Ver publicación de El País). Y cada año esta hucha es menor. Si ahorramos unos 82.520 millones de euros durante las vacas gordas, ya nos quedan menos de 40.000 millones de euros que gastar en próximos improvistos. Una situación poco sostenible si se tiene en cuenta que la pirámide de población española está condenada al envejecimiento (tiene forma de «tonel» para aquellos que estudiaron geografía en el colegio) dentro de menos años de los que nos gustaría.

Pero lo peor podría estar por llegar. La crisis griega abre las puertas a la tormenta financiera en Europa, y aunque el efecto contagio no sería tan tremendo como en 2012 (ningún lector olvidará como tuvimos el agua al cuello), a España no le viene bien someterse a estrés en el mercado de deuda. Porque aunque estemos creciendo previsiblemente más del 3% y liderando el crecimiento del viejo continente, la deuda española no ha disminuido. No ha habido superávit. No ha habido pago del principal, solo intereses. La deuda española no ha bajado, el principal solo ha aumentado. Y un fuerte golpe a los países periféricos puede ponernos al límite en caso de caos (palabra griega donde las haya macroeconómico: China se tambalea y puede afectar al mundo entero. La fortaleza del euro se pone en cuestión desde todos los ángulos.

Con todo lo dicho anteriormente, entre la demografía, la nula diversificación de la inversión de la hucha de las pensiones (y su inevitable tendencia a la baja) y las tensiones políticas que surgen a raíz de la nueva configuración del mapa político español, desde este blog parece imposible pensar  que no vayamos a atravesar un periodo de crisis basado en el peligro asociado al actual sistema de pensiones. Sobretodo en el caso de que la tormenta financiera vuelva a arreciar con fuerza en los mercados de deuda. Ojalá la economía en su ciclo expansivo sea capaz de hacer frente a todas las inminentes desavenencias que se ciernen sobre el futuro de nuestro sistema económico.

Acerca de Juan Luis de Mateo

¡Hola! Soy Juan Luis de Mateo, graduado en Administración y Dirección de Empresas y enamorado de la economía y de los mercados. No olvides participar en la sección de los comentarios, y siéntete libre de preguntar todas tus dudas: ¡Este es un espacio para pensar, debatir y aprender!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*