La importancia de los presupuestos en un evento especial (Parte II)

Click aquí para Parte I

En la primera parte hemos visto dos bases clave para un presupuesto, las metas que deseamos cumplir y para llegar a esas metas debemos tener un equilibrio en el presupuesto.

En esta segunda parte tocaremos temas de relevancia para que un presupuesto sea exitoso.

Revisar las expectativas

El presupuesto inicial que usted propone para un evento, incluidos los gastos por categorías, puede dar lugar a un presupuesto más caro que usted y sus colaboradores pueden permitir. Si cambia las expectativas de la magnitud del evento y comodidades que ofrece, puede recortar el presupuesto, asegurando que es factible realizarlo con los fondos disponibles.

Plan de costos ocultos

Con compromisos escritos de los patrocinadores del evento, tiene previsto una financiación adecuada para todos los arreglos de su evento.

Cambios

Después de redactar un presupuesto, haga un vistazo en donde se puede reducir el gasto y que puede ser necesario para tener más dinero disponible. Este tipo de evaluación debe hacerse cada mes. Sea realista con sus metas de gasto. Si usted normalmente gasta $ 500 al mes en alimentos, no espere ser capaz de cortar hasta 200 dólares para su presupuesto de comida. Busque otros gastos, como el ocio, que podría reducir para permitir un presupuesto más grande de alimentos.

 

Recursos

Hay una serie de libros, software y sitios web para ayudar en la planificación de un presupuesto. Puede descargar una plantilla de presupuesto o comprar un libro o un software que le permita realizar un seguimiento de gastos e ingresos. Hay muchas opciones de software de contabilidad, pero su facilidad de uso es negado si no son diligentes acerca del ingreso de sus gastos e ingresos, de acuerdo con “Enterprise Negro”.

La importancia de los presupuestos en un evento especial (Parte I)

En la planificación de un evento especial para la familia, clientes u organización, el componente del presupuesto prepara el escenario para el éxito, en esta primera parte nos enfocaremos a dos temas fundamentales.

Sin un presupuesto, usted no tiene manera de administrar sus gastos. No sabe si habrá fondos suficientes para cubrir los gastos de los eventos, lo que puede resultar como una deuda después del evento. A través del presupuesto, el plan de un límite para cada gasto es importante.

Establezca metas

Un evento está diseñado para proporcionar una o más prestaciones a los asistentes. Debe establecer metas y saber qué es lo que se llevará a cabo antes de crear un presupuesto. A pesar de que los clientes vienen con sus propias expectativas, la planificación del presupuesto es para asegurar que el evento logre lo que los organizadores de eventos y los patrocinadores han identificado como importantes. Con las metas correctas, usted puede comenzar la búsqueda de proveedores de servicios y elegir los mejores para que el evento sea agradable y memorable.

Necesidades de equilibrio

Al igual que el presupuesto del Gobierno, un presupuesto de un evento especial requiere equilibrar los diferentes gastos y la priorización. Si usted tiene $ 100.000 para los arreglos de alimentos, por ejemplo, decidir cuánto va a ir a la empresa de catering y cuánto se destinará a otros costos, tales como mesas, sillas y servidores. Presupuesto como esta requiere de hablar con las partes interesadas, incluidos los co-planificadores y los patrocinadores del evento. El monto asignado a cada materia de gastos, especialmente si los interesados revisar su presupuesto final. No tome decisiones sin consultar a los gastos de sus colaboradores.

En la segunda parte tocaremos los temas de:

–          Revisar las expectativas

–          Plan de costos ocultos

–          Cambio

–          Recursos

No se pierdas la segunda parte.

Trucos para ahorrar agua

En estos últimos años vivimos más cerca de estar al borde de la sequía, por ello además de las subidas en los precios hemos de apretarnos el cinturón porque este es un bien cada vez más escaso. Aquí dejamos unos cuantos trucos para ahorrar agua sin mucho esfuerzo. Esto significará no solo ayudar a preservar el medio ambiente, sino a ahorrar dinero en cuanto a la economía personal.

 

1. Cierra el grifo cuando te laves los dientes, te afeitas o laves las manos antes de comer, podrás ahorrar hasta 8 litros.

2. Duchate en vez de darte un baño

3. Cuando tengas una tubería estropeada y veas que gotea arreglala cuanto antes, porque una tubería que gotea pierde hasta 30 litros diarios.

4. Si tienes plantas riégalas al anochecer para evitar pérdidas de agua por evaporación, además esta es la mejor hora para regar ya que así no se nos quemaran.

5. Cuando pongas la lavadora o el lavavajillas llénalo porque es donde más agua se gasta.

6. Reduciremos el consumo de agua si colocamos difusores de agua en los grifos.

7. Utiliza cuencos o barreños para lavar la fruta, las verduras y los platos. Pero si tienes un fregadero de dos cubetas usa uno para enjabonar y otro llénalo con un poco de agua para aclarar.

8. Pon una botella llena o jarra en la nevera si quieres beber agua fría en vez de dejarla correr del grifo

Decálogo para hacer un patrimonio

Hacer un patrimonio, resulta cada vez mas dispendioso, pues los recursos económicos que se devengan actualmente apenas hace un equilibrio con los gastos y obligaciones que cada persona tiene, es por lo mismo que cuando no se tiene un direccionamiento claro de lo que se quiere para la vida en cuestiones de capital,  representado en bienes y ahorros, resulta un fracaso el porvenir de muchos, pues si en la juventud y cuando se podía ahorra no se logró este propósito, menos se hará después de viejo, cuando la salud y el vigor físico se han mermado; es por ello que se recomienda a seguir estos primeros cinco mandamientos para hacer  un patrimonio representativo para nuestra vejez.

1. Gastar menos de lo que ganas; posibilita ser previstos y ahorrar antes de cancelar todas las obligaciones; se deben

2.  Fijar los objetivos que quieres conseguir, pues ello nos permite saber con certeza el monto del ahorro y el tiempo para hacerlo, no se debe olvidar que un patrimonio se edifica a diario y este con el ahorro;

3. Ahorrar todos los meses;  ser disciplinados  con el ejercicio de ahorrar, no se debe olvidar que cada vez que se recibe el sueldo, lo primero que debo hacer es ahorrar;

4. Invertir los ahorros en forma correcta; implica que  tratándose del ahorro que es para uno mismo, no debe despilfarrarse en cosas que no cumplen con satisfacer las necesidades.

5. Invertir periódicamente; no olvidemos que la inversión fortalece los dineros y capitales, los transforma en capitales mas altos y con mejores prerrogativas, pues este ahorro invertido, invita a cristalizar el capital en cosas materiales útiles para una vida futura.

Hacer un patrimonio significativo, implica además de tener la decisión y determinación de negarse a muchos aspectos demandados por el impulso  y el apetito, es  además mantener los otros cinco mandamientos de nuestro decálogo, por lo que la invitación es a:

6.Diversificar; implica que no debemos invertir en una sola cosa nuestros ahorros, y menos cuando se trata de la inversión, pues no se debe olvidar que arriesgar el dinero en una sola cosa, puede ser catastrófico, por el efecto de los mercados en los distintos frentes de inversión;

7. No perder la calma; son dos los aspectos por lo que podemos perder la calma, en primera medida cuando se tiene el dinero y ponemos nuestro pensamiento a volar como potro sin freno, sobre la menea de invertir o que hacer con él; en segundo lugar cuando nos representa ganancias de alguna inversión o el mismo ahorro, es por lo mismo que la calma es el mejor consejero;

8. Empezar a ahorrar; aquí viene la compensación, por cuanto mayor tiempo ahorremos, mayores serán los ahorros y las garantías para disfrutar y representar tales ahorros y la formación del patrimonio será mas sólida;

9. No invertir en la bolsa; esta manera de ahorrar es riesgosa, pues no se sabe con certeza cuando subirán las acciones o cuando bajarán, lo mejor es invertir en finca raíz, este bien inmueble nunca bajará de precios, por lo menos la inversión se mantiene y finalmente,

10. Ser coherente; invita a pensar con sabiduría sobre la mejor manera de invertir en la construcción de un patrimonio, pensar  bien conduce a ejecutar bien en un patrimonio posible..

Trucos para ahorrar con la llegada de un hijo

AhorrarTal vez la llegada de un nuevo integrante a la familia, y más si es el primer hijo, pueda parecer un poco difícil, ya que los gastos de la misma se incrementan, pues es necesario suplir las necesidades del bebé. Te enseñaremos como poder hacer que tus gastos en esta etapa se mantengan estables:

Lo más sabio que se puede hacer, es que una vez estés esperando al bebé, hagas planes de ahorro, para que su llegada no te coja por sorpresa. Es importante que inviertas el dinero en lo que es necesario y no en todo lo que se te atraviese por la mente. Piensa en aquellas cosas que no solo le van a durar el primer año de vida, es mejor buscar cosas que le duren un poco más de tiempo, y con respecto a la compra de pañales el cochecito y demás artículos, no te fijes en la marca, eso en realidad no le ofrece ventajas al bebe, lo único que hace es hacerte invertir más dinero de lo normal, así que en todo esto busca la manera de economizar.

Como ya es sabido, es muy importante que el bebé, en su primer año, se alimente de la leche materna, pero si eres de aquellas madres que no lo pueden hacer, es mejor invertir en leches en polvo que no sean tan costosas y que tampoco sean de marcas reconocidas. No hay que olvidar que los gastos con respecto a la vestimenta del bebe es algo que genera un gasto innecesario en algunos casos (los más excesivos), pero si sabes buscar en los lugares apropiados, donde la calidad de la ropita sea óptima y no sea tan costoso, esto te favorecerá notablemente y notarás una sensación de ahorro. Y con respecto con la habitación del bebé, no te compliques demasiado, si es posible usar objetos de segunda mano, no importa, busca la comodidad del bebe y también busca que tu economía no se vea tan afectada.

Haz que la llegada de tu nuevo integrante sea una alegría inmensa y que no se convierta en una etapa de inestabilidad y riesgo económico. Si puedes reducir gastos de otras áreas para dedicar ese dinero a tu hijo, estarás haciendo lo correcto, procurando no llegar a malvivir.