¿Qué se necesita para ser un empresario exitoso?

Para ser un exitoso emprendedor se requiere de una serie de elementos que son necesarios tener como: conocimiento, habilidad y talento que son las tres características más importantes que un empresario de éxito le aseguran el éxito de los propietarios de pequeñas empresas.

La mayoría de los competidores tienen los mismos recursos que tú. La clave para lograr el éxito al vencer a la competencia tiene que ver más que nada con la capacidad mental que se refleja en la actitud de uno y el impulso que uno tiene. Por cierto, esto es válido para la mayoría de los esfuerzos humanos, ya se trate de deportes, el arte o la política.

Las siguientes 12 competencias empresariales pueden ayudarte a conseguir ser un empresario exitoso.

La pasión por tu negocio

No hace falta decir que el trabajo debe ser divertido. Si tienes pasión por lo que te está involucrando, entonces te ayudará a superar los momentos difíciles y persuadir a la gente a trabajar para ti y también hacer negocios contigo. Ahora, tienes la pasión o no. Cuando se desvanece, toma un descanso y relájate. Ya se trata de una hora o una semana, piensa en todas las razones por las que le hicieron comenzar el negocio y lo que te gusta de ser su propio jefe.

Proyéctate a ti mismo como digno de confianza

La gente tiende a tener más confianza en personas de confianza y quieren trabajar para ellos, ya que asegura un ambiente de integridad. Lo mismo es válido para los clientes.

Se flexible, con excepción de los valores fundamentales

Los planes y estrategias van a cambiar desde el momento en que te aventuraste en el negocio. De hecho, es esta flexibilidad que es una ventaja inherente de las pequeñas empresas sobre las grandes empresas la que permite hacer los cambios drásticos en los momentos de crisis.

No dejes que el miedo al fracaso te detenga

Si no te das la oportunidad de aprender. Consideras todas las cosas iguales, los inversores prefieren optar por invertir dinero en un individuo que intente fundar una empresa de algo fuera de lo común y no en alguien que quiere ir a lo seguro.

 

Tomar decisiones oportunas

Usa tu intuición para que te guíe. Pensar y planificar son buenos, pero la dilación durante un largo período puede resultar en la pérdida de oportunidades.

El activo más importante para la compañía eres tú

Cuida de ti mismo. Tu salud es más importante y valiosa que cualquier maquinaria cara o el software más reciente para la empresa. No tomes decisiones en contra de tu familia. Mantén el equilibrio de la energía y buena salud. Esto automáticamente va a mejorar tu actitud mental.

Mantén tu ego bajo control

Al obtener beneficios, abstente de gastarlos en bienes de lujos caros sólo para impresionar a los demás. En su lugar, crea un fondo para necesidades imprevistas o de oportunidades. Esto también significa que escuches las ideas y sugerencias que no importa lo loco que suena. Uno nunca sabe cuando una buena idea podría venir.

Cree en ti

El primer requisito y el más importante es creer en uno mismo, su empresa y su capacidad para tener éxito. Esta confianza es a menudo contagiosa y beneficiará a tus empleados, clientes, accionistas, proveedores y todos los demás con los que te estas tratando.

Acepta la crítica con humildad

Aprende a reconocer tus errores. Es importante convencer constantemente a tus empleados que está bien para que expresen sus opiniones honestas, incluso si chocan con las de otros.

Mantén una fuerte ética de trabajo

Puedes conducir mediante el ejemplo. Tus empleados sólo estarán más que dispuestos a seguirte. Esto también servirá para el propósito de derrotar a tus competidores por exceso de trabajo, sobre todo cuando tu producto o servicio es similar.

Recupérate rápidamente de los reveses

Puesto que estás ahora en los negocios, los altibajos son parte del juego. Es necesario que aprendas de los fracasos y sigas adelante. Nadie tiene el poder de cambiar el pasado. Por lo tanto, mira hacia delante y sigue adelante.

 

Periódicamente sal de tu zona de confort para perseguir algo importante

Habrá ocasiones en las que te sientas incómodos cuando hay una necesidad de cambiar la tecnología, la gente, la misión, la competencia, etc. Haz un hábito salir de tu zona de confort. No sólo va a beneficiarte, al igual también que beneficiará a tu empresa.

Qué hace que unos emprendedores triunfen y otros no

Los emprendedores son los individuos que hacen que una sociedad progrese, ya que con una idea revolucionaria pueden cambiar no solo sus vidas, sino la de toda una comunidad, país y hasta el mundo entero. Mucha gente puede venir con una idea que va a resolver la necesidad del consumidor. Sin embargo, la creación de un negocio que será de interés y genera beneficios es la parte difícil.

Para tener éxito, los dueños de negocios necesitan entender el valor del nuevo producto o servicio que están creando, necesitan comprender los aspectos económicos del mismo. ¿Los clientes estarán dispuestos a pagar un precio determinado por el bien o el servicio en particular?

A continuación presentamos los consejos sobre cómo llevar una idea empresarial y convertirla en un negocio rentable:

1) Haz tu propia investigación – Asegúrate de estudiar la industria a fondo y ver si hay una oportunidad. Sólo porque tienes una idea o un producto no significa que la gente lo comprará. ¿Quién va a usar tus servicios? Se trata de un nicho rentable del mercado? ¿Se puede definir a tu cliente ideal? Debes contestar estas preguntas para determinar si la creación de la empresa es viable.

2) Comienza un plan de negocios – Escribir un plan de negocios será esencial para comenzar tu negocio. Un plan escrito te dará la oportunidad de probar y ver a fondo la idea de tu negocio y proporciona una vista de 360 grados del negocio. También le dará a tu equipo la dirección y confianza de otras partes interesadas en el negocio como su visión, misión y objetivos futuros. Un plan de negocios siempre será un trabajo en progreso. A medida que los cambios en el mercado, tendrás que volver a evaluar y ajustar el plan en consecuencia.

3) No esperes demasiado tiempo para conseguir tus clientes – Los empresarios suelen esperar hasta que su negocio está establecido para conseguir clientes. La mejor práctica consiste en lanzar tu idea de negocio a los clientes potenciales antes. Un negocio no va a sobrevivir por mucho tiempo sin clientes.

4) Se profesional – Como un nuevo integrante en el mercado, la primera impresión de tu negocio realmente importa. Empieza por conseguir tarjetas de visita profesionales, un teléfono de la empresa y, potencialmente, un sitio web. Todos estos esfuerzos muestran que es un negocio profesional.

 

5) Organiza las finanzas – No puedes iniciar un negocio sin capital inicial. Determina lo que ya tienes, lo que se necesita y cómo lo vas a conseguir. Las empresas más pequeñas o bien financian el negocio por sí mismas con ahorros, la familia o los amigos que invierten para ayudar. Cuando estás lanzando tu negocio para conseguir financiación eres siempre un vendedor. Esté siempre alerta y preparado para cualquier pregunta que te puedan pedir.

No hay reglas fijas ni definidas para iniciar un negocio, pero siguiendo los consejos anteriores te ayudará mucho al comienzo. Cada empresario se enfrenta a sus propios altibajos así que no te desmotives por los contratiempos en lugar de aprender de ellos y seguir adelante.

¿Cómo funciona y en qué consiste la verdadera Economía de un Emprendimiento?

Un Start-Up no es bajo ningún punto de vista una Empresa, Institución o Compañía propiamente dicha. Confundir está afirmación es un gran peligro que todos los emprendedores corremos. La razón fundamental está en que el manejo inadecuado de nuestros “recursos limitados” pueden llevar al fracaso del negocio a pesar de que nuestra idea o modelo de negocio sea totalmente acertada.

 

Vale destacar, que en función de nuestra experiencia, nos enfocaremos puntualmente en emprendimientos con recursos propios, es decir, Start-Ups conocidos como “Bootstrapping” (sin inversión externa de inversores Ángeles o Venture Capital).

 

Veamos ahora las claves a considerar a la hora de manejar nuestro emprendimiento y su economía día a día:

 

1) En que invertir o gastar y en que NO?: Muchas veces vamos a estar en momentos decisivos de SI o NO para tomar una decisión de invertir en diseño, desarrollo, programación, servidores, marketing y muchos otros factores que hacen a la vida diaria de nuestro proyecto, sin embargo, ante todas estas variables hay una sola pregunta común a todas ellas que debemos hacernos:

 

Es 100% necesario e indispensable gastar este dinero para demostrar resultados a nuestros Potenciales Clientes?. A quienes les vamos a ofrecer una solución a sus problemas, esa es la razón desde el primer momento por el cual estamos desarrollando un emprendimiento: solucionar un problema y cobrar (ganancias) por el mismo.

 

La respuesta a esta pregunta es clave y sin dar vueltas, es la más importante. De ella depende en gran medida el éxito o el fracaso de nuestro trabajo, es imposible continuar o avanzar sin recursos para mantenerlos día a día, por eso el cuidarlos es nuestra responsabilidad desde el primer día y no desde el momento que empezamos a tener problemas económicos.

 

2)  Competir sin Inversión: Bajo ningún punto de vista, sí tenemos competencia que recibió financiamiento o capital de inversión, nos desesperemos y busquemos competir contra ellos con las mismas reglas de juego, básicamente porque vamos a estar equivocados, de entrada, las reglas de juego no van a ser las mismas y debemos saber esto ya que nosotros ahora debemos ser mucho más inteligentes que ellos para realizar lo mismo o mucho más, con menos recursos. Nuestra creatividad en el uso de redes sociales, buscadores y el mundo offline para hacer crecer nuestro negocio, son la clave para el éxito.

 

3) Economía en Etapa de Generación de Ingresos: Ahora bien, distinto va a ser el escenario cuando ya nuestro emprendimiento este en funcionamiento, con usuario, caminando día a día y generando sus correspondientes ganancias. Ahora sí estamos en los primeros pasos para crear una Empresa con su estructura, organización y detalles avanzados. Hasta el momento, fue centrarnos en la supervivencia y en el demostrar que nuestra idea o proyecto era el correcto y acertado en su modelo de negocio.

 

En esta nueva etapa, lo aconsejable es siempre ir invirtiendo en función a los ingresos, no nos dejemos llevar por las estadísticas “positivas y enloquecedoras” de crecimiento, todo tiene su crecimiento orgánico, seamos respetuosos del camino y no busquemos empujar las cosas más rápido de lo que pueden caminar día a día. Lamentablemente este es un punto que muchas veces es pasado por alto, pero tiene un alto grado de fracaso para cualquier Fundador de un Start-Up.

 

Ser consecuente con nuestras acciones, nuestros gastos e inversiones día a día no es jugar a la “defensiva“, todo lo contrario, es tomarnos el tiempo, la dedicación y esfuerzo para invertir poco, medio o todo lo que tengamos en el lugar justo y en el momento adecuado para hacer la diferencia para el resto de nuestras vidas a través de nuestro emprendimiento de negocios.

 

Escrito por Ing. Rennella Cristian, CoFundador en Argentina de elMejorTrato.com, cotizador y simulador Online de Seguros y Créditos. Replicando actualmente el modelo implementado también en Brasil con oMelhorTrato.com. Próximamente México.