Alta inflación en España

Alta inflación en EspañaCon la subida del IVA, El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha saltado a niveles del 3,5% muy por encima del 2,5% anterior. Esta escalada no se veía desde hace más de un año y medio, y España tiene una vez más un peligroso problema de inflación para aquellas personas cuyos ingresos son realmente escasos.

No solamente ha sido el “subidón” del IVA, también nos enfrentamos al encarecimiento en los precios de las medicinas, y del exagerado precio del petróleo ¿Alguien se acuerda de aquellos tiempos en los que ver “1€ por litro” ya era escandaloso de por sí? Todos estos factores son los causantes de esta alta inflación.

El poder adquisitivo se ha reducido mucho durante esta crisis, y no hace falta pararse a ver indicadores: Los recortes han afectado a todo el mundo, todos tenemos familiares o amigos que han visto diezmado su poder adquisitivo y por tanto su calidad de vida. No tenemos el mismo sistema sanitario que antes…

Pero también podemos ver indicadores: Esta alta tasa de inflación, la grave situación de los parados en España: 25% de desempleo, +50% de paro en los jóvenes, 1,6 millones de familias cuyos miembros todos están sin empleo. Ayudas que se acaban y que son difícilmente prorrogables, pérdida de competitividad en el mercado exterior, mala visión de cara al exterior, estrés y ahogo laboral plasmado en huelgas: Vamos a por la segunda en el mismo año.

Sin duda España esta tocando suelo definitivamente en esta crisis, o quizás esté a punto de hacerlo del todo. Todo el mundo espera la llegada de tiempos mejores después de tanto rescate y recorte, esperamos que los mayas no acierten con sus previsiones porque puede que 2013 sea la fecha final para que España empiece nuevamente a crecer, o para que al menos ponga el freno definitivo al decrecimiento económico.

¿La Inflación es buena?

La inflación es una prolongada subida en los precios de los productos en una economía. En teoría, con el mismo dinero se pueden comprar menos cosas que en el año anterior. Esto se convierte en un crecimiento negativo de la economía y en un descenso de la demanda agregada. Hay un aumento en el desempleo. Sin embargo, una inflación estable y continuada no puede ser mala. La economía produce más y la gente se enriquece, provocando un aumento en los precios asumible.