Sobre el espíritu emprendedor

20121018-122738.jpg

Existen muchos tipos de personas, pero hay un tipo de persona, el emprendedor, que me fascina. ¿Qué se necesita para tener un espíritu emprendedor? A lo largo de la historia de los negocios más lucrativos y novedosos, se ha formado otra historia detrás de todo el “negocio perfecto”: las personas que crearon algo son esos emprendedores que después de varios fracasos, se superaron a sí mismos para lograr el éxito.

La historia está llena de muchos fracasos, muchos emprendedores que se lanzaron con una idea y que tuvieron que cerrar por no lograr un beneficio. No obstante, el verdadero espíritu emprendedor es el que consigue superar los fracasos intentándolo de nuevo o buscando otra idea. Existen muchos ejemplos: La bombilla surgió después de más de 500 prototipos fallidos. Las redes sociales más exitosas a menudo eran el enésimo esfuerzo de un joven empresario por catapultarse al éxito.

Los emprendedores son creadores de ideas, buscan oportunidades no ocupadas en el mercado, crean valor a la sociedad de alguna forma para llevarse parte de los beneficios. Se superan a sí mismos una y otra vez, y cuanto más jóvenes, mas tiempo tienen para arriesgar, para probar ideas, para fracasar antes de triunfar… Y aunque no siempre se consiga el éxito, lo que sí que es posible, es identificar a este tipo de personas por su forma de ser.

¿Merece la pena contratar un gestor a la hora de ser autónomo?

La pregunta es clara: ¿Merece realmente la pena contratar un gestor a la hora de ser autónomo?

Todos los autónomos podrán confirmar que el papeleo para darse de alta en Hacienda es largo, tedioso y supone en muchos casos horas y horas de colas para que finalmente un funcionario de mal humor ponga un sello en cuestión de segundos para algo que ha llevado días hacer.

 

Mucha gente opta por acudir a los gestores para ahorrarse todos esos trámites y de paso para que dicho gestor también sea el encargado de llevar las facturas mes a mes y de tener las cuentas limpias y saneadas. Sin ánimo de desprestigiar el trabajo de estos expertos, ¿merece la pena pagar un extra cada mes por su servicio?

 

En el caso de las empresas obviamente resulta indispensable un gestor que conozca bien las leyes para no acabar recibiendo decenas de multas por retrasos e impagos, pero en el caso del autónomo toda la información necesaria se puede encontrar en Internet y con un poquito de esfuerzo uno se puede ahorrar esos 50-60€ que en otro caso irían destinados al gestor. Además, todo lo aprendido en ese tiempo de auto-empleo sin duda es algo de utilidad para el futuro, por lo que en ningún caso se trata de «tiempo perdido» como algunos lo quieren llamar.

6 consejos para ahorrar tiempo y dinero en tu negocio

Un modelo de negocio exitoso no es querer tratar de convencer a otros que necesitan tu producto o servicio. ¿Qué es un modelo de negocio exitoso? es aquel en el que vendes algo con un valor percibido. Los clientes potenciales ya deben creer que necesitan lo que tienes que ofrecer. La pregunta es, ¿quién se lo van a comprar y cuándo?. El valor percibido es crítico. Si no se percibe tu producto o servicio como de valor, no van a gastar su dinero en él. Una vez más, esto significa vender algo que otros quieren versus vender algo que tu  tienes que convencer a los demás para que te lo compren.

Esto también afecta en gran medida tu estrategia de marketing y de nicho. Tienes que estar dispuesto a gastar más de tu tiempo siendo una persona de ventas y marketing, frente a tu realidad de trabajo de comercio, por lo menos hasta que haya un flujo constante de clientes.

Estos son algunos consejos para ahorrar tiempo y dinero en su negocio:

  1. Céntrate menos en las características del producto y más en las características de tus clientes ideales.
  2. Haz que su producto o servicio sea libre de riesgo por los potenciales clientes.
  3. Haz que tu producto o servicio esté a la altura de las expectativas, para que lo sigan comprando una vez que lo prueban.
  4. Esté dispuesto a rechazar a la gente si no es un buen cliente para tu producto o servicio.
  5. No esperes porque alguien de buenas referencias, sal y créalas.
  6. No te limites a hablar con sus posibles clientes, escúchalos y entiendo lo que necesitan.

Tener un negocio tiene sus retos y recompensas. Llegar a ser el jefe y responsable de hacer todas las decisiones, exige y absorber mucha responsabilidad y por igual se tiene que experimentar de primera mano las consecuencias de cada una de las decisiones que se vayan a tomar, para bien o para mal. Al final del día, tu servicio o producto es para la gente y tus necesidades.

Hay un viejo adagio que dice: puedes tener todo lo que quieras, si terminas ayudando a otra gente a conseguir lo que quiere!

Deja de centrarte en lo que quieres y cómo puedes conseguir pagando para hacer lo que quieres hacer. Concéntrate más en lo que los demás quieren y cómo puedes ganar dinero ayudando a hacer lo que quieres hacer. Cuando te conviertes en una persona centrada en el negocio y menos centrado en tí mismo, cosecharás las recompensas de un modelo de negocio sólido. Esta es la clave para un negocio exitoso que hace una diferencia positiva en la vida de las personas y en el mundo.

En qué hay que pensar a la hora de establecer un negocio

La localización comercial y de oferta de servicios depende de varios factores, cuyo peso varía atendiendo a las necesidades de cada tipo de negocio (hay que recordar que dentro de los servicios no es lo mismo un centro de mayores que una asesoría, por ejemplo).

En la actualidad, comerciantes, emprendedores y empresas de servicios tienen muy en cuenta el hecho de que sus productos sean accesibles fácilmente al público, a los demandantes del servicio, pero este no es el único factor que debe tenerse en cuenta.

  • Proximidad a la demanda. Cuanto más fácil sea llegar al consumidor final, mejor. Como se puede ver, muchas empresas intentan llegar a sus clientes potenciales de toda forma: Con toda probabilidad estaréis expuestos a anuncios en Internet, vallas publicitarias vayas donde vayas en coche, una tremenda tanda de anuncios que corta tu programa de televisión favorito… pero no solamente eso: Si ofrecemos chuches, más nos vale estar cerca de los niños, si hay una residencia universitaria, seguro que es porque busca estar cerca de los estudiantes de la universidad y por tanto estará lo más próxima posible a ella. De igual forma, no hay que olvidar el alto precio que pagan muchos comercios por tener un puesto cercano a cualquier salida de Metro.
  • Visibilidad. Como ya se ha dicho, es importante ser visibles (la publicidad juega un gran papel, ya sea en la red o en la realidad), y esto se extiende a mostrar lo que se vende: Si tenemos una tienda, cuanto mayor sea el toldo o la fachada, mejor, y si tenemos un restaurante, un montón de mesas a modo de terraza cumple excelentemente con el factor visibilidad.
  • El coste del local. Está claro que cuando se quiere establecer un negocio, hay limitaciones como un presupuesto, el tener que acondicionar un local… Muchas veces sale rentable pagar un alto precio por el local a cambio de una situación óptima, pero eso no siempre es posible.
  • Comodidad y comunicación. Si nuestro local no existe a los ojos de quien te busque, será muy difícil maximizar beneficios. Además, si en un local no hay comodidad, o el cliente no está a gusto, se irá corriendo. ¿Cuánto tardamos en Internet en leer una página que tarda en cargar, o que su estética hiere a los ojos, o que simplemente está llena de publicidad? Segundos, antes de abandonar corriendo el sitio. Pues lo mismo con el resto de negocios, este factor es de sentido común.
  • Abanico de actividades complementarias. Por desgracia, este factor atenta contra muchas PYMES. Cuantas más actividades se puedan realizar en un local, mejor. Por ejemplo, El Corte Inglés ofrece muchas gamas y tipos de productos, desde papel higiénico hasta viajes de ensueño a Islas Vírgenes, y eso es atractivo para la clientela. Si una persona necesita comprar leche y una bombilla nueva, irá al Corte Inglés en vez de a la tienda de leche artesana de su esquina, y después a una ferretería a dos manzanas, por ejemplo.

Es necesario pensar detenidamente en estos factores de localización a la hora de establecer un negocio.

El negocio del transporte público

Algo que me maravilla es lo bien que funciona el transporte público en Madrid (España). Pagando un euro se puede ir a practicamente todo Madrid, y con menos de 5 a cualquier parte de Madrid por muy alejado que esté. Analizando bien el servicio del Metro de Madrid, podemos ver que la demanda de viajeros según la página oficial fue de más de 600.000.000 (600 millones) en 2010. Solamente hay que multiplicar esta demanda por 1 euro que pagó cada persona y ver el poderoso poder de recaudación de la red. Más de 600 millones de euros fueron recaudados, y de este gran dinero se reinvierte de nuevo en cuidar y expandir las numerosas infraestructuras.

El negocio del transporte público me gusta porque se lucran con nuestro dinero justamente y sin “dolor”. Es un euro bien invertido que gastas para viajar, y sale más barato que el propio coche, y ya ni hablemos de coger un taxi. El transporte público cumple con la ley de las tres R: Es bueno, bonito y barato.

No quiero ni imaginarme si el transporte público se privatizase: Precios más elevados, peor mantenimiento, menos trenes circulando… La gestión del transporte está bien como está en manos del Estado.