Errores que cometen las empresas en las redes sociales

Muchas empresas, incluyendo tanto a las más pequeñas como a las multinacionales, a veces no se paran a pensar sobre su presencia en las redes sociales, y parecen olvidarse de como funcionan los seres humanos. A continuación una lista de errores que cometen las empresas en las redes sociales.

  • Pretender que a la gente “Le guste” su página en Facebook. Tu y yo, y todos los consumidores potenciales, no queremos ser “fans” de una marca de coches, de una marca de spaguettis, o de un suavizante. Y sin embargo, las empresas gastan su dinero en anunciarse para obtener algunos “Me gusta” que son fruto de un error, como pinchar sin querer en el botón “Like”, o simplemente aquella gente que tiene Internet en su casa y lo utiliza para pinchar frenéticamente todo lo que ve. Eso no es ganar presencia en las redes sociales, y la solución está en hacer que a la gente le guste la marca: Con concursos, con sorteos, con videos virales…
  • Tener Twitter y no ser expresivo. A nadie le importa que se haya batido el récord de ventas, ni la información de la empresa. A la gente le importa los ofertones, los nuevos lanzamientos, los tweets que dan información que valoramos, como la que habla de nuevos productos o de un análisis o comparación entre más productos.
  • Buscar tener presencia en la red sin tener una forma de convertir esa atencion en ventas en línea. Si no ofreces al usuario una forma práctica de convertir sus ganas de comprar en una venta, invertir en presencia online es en realidad derrochar en presencia online.

El mercado negro de las redes sociales


Gracias al boom en internet, los usuarios han buscado la forma de sacar provecho a estas herramientas, algunas veces de forma sana, y en otras cuestionables, ocasionando que las redes sociales se enfrenten a un gran mercado negro. Facebook, Twitter, Youtube, Instagram, Google+, Pinterest, etc. se convirtieron en sitios esenciales para los internautas en general, estas plataformas pronto atrajeron marcas ansiosas de un marketing orientado a la comunicación 2.0. Lo que crea una guerra de popularidad sobre quién tiene más fans, amigos, suscriptores, más ‘me gusta’… Incluso si eso significa hacer trampa.

Con la fama de las redes sociales nacieron sitios especializado en esta venta falsa fama virtual. A menudo son sitios en inglés, que ofrecen lotes de 1.000 nuevos fans en Facebook para 30 dólares o 1.000 nuevos suscriptores Twitter por 15 dólares. El negocio es simple: crear cuentas falsas en las redes sociales y vender sus intereses a las empresas que la mayoría de las ocasiones solo adquieren fantasmas sin cara o biografía, o bien solo los adquieren para hacer creer que vienen creciendo en el agrado de la gente, compitiendo así con otras marcas más seguidas o valoradas.


En estos sitios se puede leer cosas como: “Ganar credibilidad y reputación, es dar un paso por delante de su competencia e impresionar a sus futuros clientes” y “Si usted está buscando para incrementar su popularidad, estás en el lugar correcto” esto según los sitios dedicado a esta práctica. Incluso este tipo de ventas han incursionado en sitios de comercio en línea como eBay donde vendedores llamados “profesionales” ofrecen decenas de miles de suscriptores de Facebook o Twitter para unos cuantos dólares.

La carrera por la popularidad, que primero inicio en Facebook y Twitter, se extendió casi toda la red, vendiendo no solo seguidores, si no, “me gusta” para Facebook, e incluso vistas para los videos de YouTube, Dailymotion o Vimeo. Estos sitios llegan a ser especialistas en hacer creer a la gente que con unas cuantas decenas de dólares podrán ser famosos en la plataforma que más les guste.

Hay que tener en cuenta que comprando seguidores puede hacer que la cuenta de su red social sea suspendida, esto hace que solo pierda su dinero e incluso puede afectar en su reputación, como le paso recientemente al candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Mitt Romney quien fue acusado de compra de seguidores al registrarse en su cuenta de Twitter un aumento de casi 150 mil seguidores.


Whatsapp estuvo caido el 17 de mayo

Curioso, pero cierto, es el siguiente dato: El éxito de ciertos programas se mide en las veces que se sobrecargan: Whatsapp ha tenido un peligroso ascenso en el tráfico de mensajes instantáneos últimamente. Y es que se ha vuelto conocido el término “whatsappeame” o “te mando un Whatsapp” en los últimos meses y eso ha llevado a que Whatsapp no funcione el 17 de mayo de 2011.

Es la aplicación estrella del iPhone: El chat por excelencia de los usuarios del iPhone y programa puente entre BlackBerrys, iPhones, y otros teléfonos inteligentes que se mueven por el mercado millonario que se está formando. Con miles de recomendaciones, Whatsapp lidera este mercado de las redes sociales y el hecho de que no es gratuito pero que vale lo mismo que un café han hecho que los creadores se lucren satisfactoriamente y que las tendencias hayan cambiado una vez más.

Pues la tarde del 17 de Mayo GMT+1 estuvo marcada por una desconexión de WhatsApp. Una desilusión para algunos usuarios, que tendrían que volver a usar los anticuados y costosos SMS esa tarde. Por buena suerte podemos decir que no ha habido pérdidas para la compañía, ya que nadie deja WhatsApp, ya que una vez comprado, ahí se queda para su libre utilización.

Dejaré caer un pequeño dato para los que no utilizan Whatsapp: 80MB enviados y recibidos llevo hasta ahora, totalmente gratis: Lo que hubiera resultado un dineral en los antiguos SMS.

Pese a que esa tarde pudimos oir a la gente quejandose al estilo Whatsapp no funciona, el servicio ya fue restablecido ese mismo día.